Destaca María Luisa del Carmen Íñiguez, secretaria de Turismo del Gobierno de Colima, bondades geográficas del estado con actividades y microclimas para todos los gustos

Ciudad de México.- Gracias a su ubicación geográfica, el estado de Colima tiene lo necesario para cautivar a todo tipo de turistas, desde aquellos que gustan del turismo deportivo y de naturaleza hasta los que lo visitan por negocios y, por supuesto, por su sol y playa con destinos como Manzanillo, reconocido a nivel internacional, factores que abonan a la proyección regional.

“Con la llegada de más de un millón de turistas de octubre del 2018 a septiembre del 2019, Colima es un estado muy competitivo en general y el sector turismo no es la excepción, posee un amplio potencial para el desarrollo de turismo de naturaleza, cultural, ejecutivo, deportivo y sobretodo sol y playa, esto debido a nuestras excelentes vías de comunicación y variada oferta turística”, comentó en entrevista María Luisa del Carmen Íñiguez Méndez, Secretaria de Turismo en la entidad.

La funcionaria, quien asumió el cargo en marzo del 2019, destacó que el verano es de las temporadas clave, sin embargo, aplican ya una estrategia que va más allá, la cual resalta las condiciones geográficas de la región al ofertar espacios como el Teatro Hidalgo, el Museo del Palacio de Gobierno, zonas ecoturísticas, balnearios, campos de golf y obviamente playas, es decir, para todos los gustos.

“Sin duda alguna la temporada de verano es la mejor -en cuanto a recepción de paseantes-, ya que son en promedio 37 días de vacaciones que dan la oportunidad a visitantes y turistas de conocer los atractivos y la oferta turística de Colima del mar a la montaña, el clima es excelente, estos factores pueden incrementar la estadía y por ende la derrama económica”, indicó.

Además, consideró que en fechas recientes los eventos deportivos han sido vitales para incentivar la economía local.

“La Paralimpiada Nacional 2019, misma que por tercer año consecutivo se ha llevado a cabo en Colima, este último -año- generó una afluencia turística de 4 mil visitantes entre competidores, acompañantes y equipo técnico de las 32 entidades federativas”, resaltó Íñiguez.

Ahora, a casi un año de asumir el cargo, la empresaria artesanal explicó que en su campaña del mar a la montaña el rol del deporte se integra a la perfección como detonante.

“Reforzar en el tema de promoción, dentro de la campaña central del mar a la montaña, una variable de este segmento -turismo deportivo-, ya que Colima, por su variedad geográfica y microclimas, tiene las condiciones para ser sede de un abanico de posibilidades derivadas de esta actividad.

“Es un área de oportunidad con beneficios directos a todos los involucrados en este sector, refuerza la imagen de las bondades turísticas que venimos difundiendo”, finalizó.